Ganar Tarifa – Izquierda Unida califica de “desfachatez” la respuesta del alcalde sobre el debate en RTVT

 

Ezequiel Andréu respaldado por su lista - Foto Shus TeránLa coalición Ganar Tarifa – Izquierda Unida considera que las declaraciones de Gil García sobre la imposibilidad de celebrar un debate televisado porque RTVT no tiene los medios necesarios “son una desfachatez y una tomadura de pelo al electorado”, y afirma que “Juan Andrés Gil tiene tiene miedo al debate porque sabe que sus mentiras quedarían al descubierto”.

El candidato Ezequiel Andréu sostiene que “Gil lleva cuatro años construyendo un espejismo sobre Tarifa a través de su televisión, un espejismo que sabe que se le desmonta en un debate abierto: ha aumentado la deuda municipal, ha gobernado para favorecer a los suyos, ha convertido el enchufismo en moneda de cambio electoral… Ha intentado ocultar su mala gestión vetando a la oposición en la radio y la televisión municipales, y cuando eso no ha sido suficiente, negándonos información y negándonos la palabra en los plenos”.

Pero según Ganar Tarifa – Izquierda Unida “que ahora afirme que RTVT no tiene medios para emitir un debate, y que achaque esta falta de medios a una supuesta política de austeridad en el gasto resulta escandaloso. Para contratar a personal sin la experiencia ni los conocimientos técnicos necesarios sí había medios, para hacerse seguir por los trabajadores de RTVT a todas partes sí había medios; para permitir que los tarifeños conozcan las propuestas para el futuro de su ciudad de las diferentes candidaturas, para eso no hay medios”.

La coalición criticó también el seguimiento de la campaña informativa en los medios municipales: “El sesgo es más que evidente desde el minuto uno de la campaña, además del protagonismo que se sigue dando a los miembros del gobierno en las noticias.” Y afirman: “desde el inicio de la campaña, el gobierno y el Partido Popular han protagonizado casi 35 minutos entre cobertura de campaña y noticias, lo que contrasta con los poco más de 5 dedicados al PSOE, los tres minutos y cuarto que ocupa el PA o los 2:46 minutos que nos dedican, siempre sin declaraciones de nuestros candidatos”.

Para concluir, la coalición se compromete “a erradicar la censura y la manipulación informativa de los medios municipales si los ciudadanos nos dan esa oportunidad con su voto”.

Izquierda Unida exige al alcalde que se restablezca el derecho a la libre información

Ayer la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar hizo público un comunicado de apoyo al periodista tarifeño Shus Terán en el que se vertían gravísimas acusaciones contra el concejal Juan José Medina. Según el comunicado, Terán viene siendo víctima desde hace meses de una campaña de acoso por parte del citado concejal, que llega incluso a vetar su presencia en actos públicos municipales. Esta actitud, intolerable en un Estado de Derecho, reviste una mayor gravedad por cuanto se trata nada menos que del portavoz del grupo municipal y persona de la máxima confianza del alcalde. Tampoco mejora su imagen si tenemos en cuenta que Medina edita, como Terán, un diario digital sobre la actualidad tarifeña – con el matiz de que el suyo es, lógicamente, afín al gobierno local.

En Tarifa ya tenemos larga experiencia sobre cómo utiliza el Partido Popular los medios de comunicación públicos: como un cortijo de su propiedad en el que no caben ni la oposición ni la critica. Desde el inicio de su mandato ha vetado en los medios municipales a fuerzas políticas y sociales desafectas a su gestión. Pero que trate de silenciar también las críticas que se ejercen desde los medios privados está fuera de toda lógica democrática.

Todos sabemos que Shus es un periodista visceral que no se resiste a añadir su punto de vista sobre la noticia cuando cree que debe. Como partido político a menudo hemos recibido sus puyas, como todos los demás en un momento u otro, y con frecuencia hemos discrepado de sus puntos de vista como él de los nuestros. Esa es parte esencial de la función de la prensa en democracia: ofrecer al ciudadano suficiente variedad de puntos de vista. Lo que se pretende con el veto a Terán, que no sólo es director de ‘Tarifa al día’ sino también corresponsal en la localidad del Grupo Joly, es más que acallar una voz crítica, es laminar cualquier posibilidad de pluralidad informativa en el municipio.

Desde Izquierda Unida emplazamos al alcalde a tomar cartas en el asunto y restablecer el derecho a la libre información en Tarifa. Igualmente le reiteramos nuestra petición, formulada en Pleno Municipal, de establecer los mecanismos que garanticen la pluralidad de opinión en los medios de comunicación públicos, y que desista de su esfuerzo censor, propio de tiempos más oscuros.