Tarifa se encuentra en la actualidad ante uno de los problemas más importantes que ha albergado jamás a nivel medioambiental, la invasión masiva de un alga (Rugulopteryx okamurae)

Ezequiel Andreu 

Fotos: SEPER TARIFA 

El término municipal de Tarifa alberga uno de los enclaves naturales mejor conservados de todo el litoral español. Es por ello que supone un atractivo turístico especializado a nivel ecoturístico, muy especialmente para el ocio y disfrute de los espacios costeros paradisíacos, aunque también, y de forma cada vez más significativa, para actividades recreativas de buceo. Sin embargo, en los últimos años hemos podido observar como nuestra flora y fauna marina nativa se veía afectada por la invasión masiva de un alga que procede del Pacífico Noroeste, concretamente de China, Corea y Japón denominada Rugulopteryx okamurae, al igual que Algeciras, Barbate, Ceuta, Conil y Tánger. La afección de este alga a nivel ecológico no solamente puede ser muy grave, sino que ya está siendo un verdadero problema para muchas de las especies autóctonas. Su explosión expansiva es comparable con cambiar todas las plantas de un monte por una sola incomestible para los herbívoros, ya que esta especie contiene moléculas activas con función disuasoria ante herbívoros. Además, supone un enorme inconveniente para el ocio en nuestros espacios costeros, puesto que sus arribazones suponen grandes capas que cubren la playa impidiendo el disfrute de estos espacios, además de generar olores muy intensos que van más allá del litoral. Para la pesca extractiva profesional de bajura está suponiendo una reducción de capturas y colmatación de sus artes de pesca que quedan inservibles. 

Captura de pantalla 2018-12-06 a las 13.20.02 Captura de pantalla 2018-12-13 a las 20.50.57

El origen de la invasión supone aún una incertidumbre para los científicos, pero una de las hipótesis de mayor peso sería la llegada en los tanques de aguas de lastre de los buques mercantes que descargan y cargan en los puertos del Estrecho de Gibraltar, Puerto Bahía de Algeciras y Tánger-Med. Por ello la Capitanía Marítima de Algeciras junto a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras y Tarifa tiene mucho que decir al respecto en cuanto al número de inspecciones que realizan de las aguas de lastre de las embarcaciones y dotar de las infraestructuras al Puerto de Algeciras para un tratamiento adecuado en la zona, puesto que podría suponer el vector de entrada de esta invasión masiva de una especie alóctona. 

En cualquier caso, lo más importante en la actualidad es incluir esta especie en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (Real Decreto 630/2013), así como considerar la verdadera importancia de esta invasión de la que pocos precedentes se encuentran. Del mismo modo, se debe repensar la metodología de inspección y control de las aguas de lastre por parte de la administración por el riesgo que supone como vector potencial de entrada de invasiones de especies exóticas. Además, se hace primordial establecer un plan de control y seguimiento de esta invasión, para analizar su avance, investigar mecanismos de eliminación, así como resulta fundamental, ante la posible dificultad de eliminación, indagar sobre el posible aprovechamiento de sus arribazones, buscando oportunidades en la seria amenaza que supone para nuestro litoral. En este sentido, la Sección de Educación Permanente de Tarifa (SEPER), premiada a nivel estatal por sus magníficos trabajos con aprovechamiento de algas para usos cosméticos y el emprendimiento y empoderamiento de las mujeres, puede suponer un alivio en cuanto a la posible eliminación de los arribazones de algas invasoras por valorización, reduciéndose la amenaza y generando un beneficio a nivel social, el de la generación de productos comerciales a partir del arribazón y la generación de nuevas empresas de mujeres. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *