IU concurrirá en las municipales bajo la marca Ganemos Tarifa – Izquierda Unida y con un programa y candidatura radicalmente renovados

Una Izquierda Unida que suma nuevas caras e ideas para impulsar un proyecto alternativo y ganador. Esa podría ser la conclusión de la asamblea abierta a simpatizantes que celebró la formación de izquierdas el pasado viernes 19 en Tarifa. Moderada por la independiente Sandra Prol y el conocido militante José Vicente Araújo, la concurrida reunión abordó, entre otros aspectos, las bases del programa electoral y la que quizás sea la decisión más trascedente: la de acudir a las elecciones municipales de 2015 bajo la denominación Ganemos Tarifa – Izquierda Unida.

En palabras del coordinador local de IU y portavoz municipal, Ezequiel Andréu, “se trata de una apuesta que va más allá de debates nominales o meras marcas electorales. Con este gesto IU pretende construir un programa y una candidatura de confluencia de lo más sano y comprometido de la sociedad tarifeña, un proyecto inédito que recupere la ilusión por la política y acabe con la tradicional alternancia de PP y PSOE en el Ayuntamiento”. La futura candidatura de Ganemos Tarifa – Izquierda Unida, que adoptará la forma de coalición electoral, quiere además ser la referencia de los jóvenes de la localidad y así, afirma Andréu, lo reflejará una lista “que se acordará por consenso tras los debates programáticos”.

Junto a la propuesta de nueva denominación, la asamblea aprobó unos ejes programáticos que servirán de punto de partida para la reflexión en unos grupos de trabajo que comenzarán su andadura en enero, con el mandato de recoger las demandas y propuestas de la ciudadanía. Entre los puntos acordados, se contemplan un drástico recorte del salario de alcalde y ediles, así como de las dedicaciones exclusivas; la puesta en marcha de auditorías externas y otras medidas de transparencia y fiscalización de la labor municipal; criterios de libre concurrencia y capacitación profesional en cualquier oferta municipal de empleo, para erradicar el enchufismo; la redacción de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana que atienda la necesidad de vivienda asequible, la generación de espacios públicos y zonas de esparcimiento y recreo o una reflexión sostenible sobre la mejora de los accesos al municipio; la remunicipalización de servicios ahora externalizados; o un plan de amortiguación económica para familias en riesgo de exclusión social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *