IU pregunta a la Consejería de Medio Ambiente por los plazos de la depuradora de Tarifa

La parlamentaria de IU, Inmaculada Nieto, considera que esta infraestructura debe ser prioritaria atendiendo a factores como el gran incremento de población del municipio en época estival

Izquierda Unida ha registrado una batería de preguntas dirigida a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente destinada a conocer el estado en que se encuentra el proyecto de construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales para el municipio de Tarifa, al tratarse esta actuación de una de las obras calificadas como de interés general en el anexo de la Ley de Aguas de 2010 de la Junta de Andalucía.

Concretamente, en la iniciativa presentada por la parlamentaria de IU por Cádiz, Inmaculada Nieto, se busca conocer el punto en que se encuentra el proyecto de construcción de esta infraestructura así como de sus obras complementarias, los plazos que baraja la Consejería para que la depuradora sea una realidad y el presupuesto inicialmente previsto de inversión para poder llevar a cabo la referida obra. Nieto afirma que esta actuación se concibió desde un principio como “un proyecto ambicioso y a la vez muy necesario tanto para Tarifa como para la comarca”, ya que según la diputada, “a nadie se le escapa que gran parte de la economía de Tarifa está basada en sus condiciones y riqueza medioambientales, aspectos que quedarían más garantizados con la construcción de una depuradora”.

La parlamentaria entiende que aunque todas los proyectos calificados como de interés general tienen que llevarse a cabo, “evidentemente, algunos cobran más relevancia que otros, sobre todo si atendemos a factores como el notable incremento de población que sufre el municipio de Tarifa durante la época estival”.

Tal y como recoge la pregunta de IU, el proyecto de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Tarifa contempla la posibilidad de garantizar la depuración de las aguas residuales de núcleos urbanos de entre 20.000 a 45.000 habitantes, ya que se estimaba que la infraestructura hídrica debía contemplar el previsible crecimiento de población tarifeña hasta el año 2033. Recuerda además, que en una superficie de 24.600 metros cuadrados, en la zona denominada Pinganillo, se preveía la construcción de unas instalaciones para el tratamiento integral de las aguas fecales, con el objetivo de que éstas pudieran ser reutilizadas para cultivos de regadío.

De manera paralela, se contemplaba el adecuado tratamiento de las aguas residuales y la construcción de otras infraestructuras complementarias para que el agua depurada llegara al mar para ser vertida en condiciones seguras, dando cumplimiento a la directiva comunitaria.

Nieto confía en que la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente “sabrá valorar convenientemente la premura de este proyecto y la necesidad de que un entorno tan rico medioambientalmente como la zona de Tarifa cuente lo antes posible con una infraestructura de estas características”.

Fuente: iucadiz.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *