El pacto PP-PA cuesta a los tarifeños 232.381 euros, 74.000 euros más que en el mandato anterior

IU denuncia el incremento espectacular de la partida de concejales con dedicación exclusiva, que pasa de 62.352 € (dos concejales en el mandato 2007-2011) a 141.364 € (seis concejales) en el presente mandato

“PP y PA llaman austeridad a sumar 79.000 euros anuales más a la partida dedicada a la liberación de concejales del Gobierno, lo que lejos de representar un descenso del 6% respecto del mandato anterior, tal y como había prometido el nuevo alcalde, representa un incremento del 1,3% respecto de la última actualización de los gastos políticos de la Corporación, realizada en julio de 2010”. Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz de Izquierda Unida, Ezequiel Andréu, durante el Pleno celebrado hoy, en el que se debatía sobre las retribuciones y responsabilidades del nuevo Gobierno local.

En palabras de Ezequiel Andréu, “aunque Juan Andrés Gil, mediante un torpe ejercicio de cosmética económica, ha pretendido vendernos la moto de que se ha reducido el gasto, esgrimiendo cifras sin actualizar de 2007, lo cierto es que el pacto PP-PA sale mucho más caro a la ciudadanía tarifeña, y eso en momentos de crisis y desempleo”. El portavoz municipal de IU subraya “el espectacular aumento de concejales con dedicación exclusiva a cargo del Ayuntamiento, que pasan de los dos del mandato anterior a los seis del actual: un total de 141.364 euros”. Y apunta otro dato: “la dedicación exclusiva de la Concejalía de Festejos (24.000 euros) suma casi tanto como la dedicación parcial de áreas tan importantes como Turismo, Juventud, Cultura o Participación Ciudadana, lo que pone de manifiesto cuáles van a ser las prioridades del nuevo gobierno de derechas.”

Tampoco ha convencido a IU el argumento de que la eliminación del personal eventual (trabajadores con perfil técnico designados por el Gobierno local y que no consolidan su puesto en la plantilla municipal) compense el aumento de concejales liberados, “porque no son la misma cosa: el personal eventual juega un papel de coordinación técnica, en tanto que los concejales son estructura política pura y dura”, replica Andréu. Además, con la decisión del PP-PA áreas como Educación o Juventud quedan huérfanas de dirección técnica, y por otra parte se incumple el convenio con la Banda Municipal de Tarifa, eliminando la figura del administrativo que a media jornada realizaba tareas de coordinación y gestión en la asociación musical Manuel Reiné. Concluye el portavoz de IU: “se precarizan áreas municipales para engordar los gastos estrictamente políticos”.

Izquierda Unida también ha preguntado en el Pleno por la “en ocasiones absurda organización de las delegaciones municipales, desgajando Educación de Cultura o uniendo Juventud con Patrimonio”. IU, además, ante la constatación de que los gastos totales de salarios políticos han subido un 1,31% respecto al mandato anterior, ha solicitado que este porcentaje se aplique igualmente a la plantilla municipal, con sus retribuciones congeladas desde 2010, “porque no es de recibo que los políticos en plena crisis ganen más y los trabajadores ganen menos”, sentencia el portavoz izquierdista. Ni PP ni PA han recogido el guante.

En conclusión, para Ezequiel Andréu este Pleno ha puesto de manifiesto que “Juan Andrés Gil y Teresa Vaca han comenzado su mandato incumpliendo de forma flagrante su promesa electoral de austeridad y de contención del gasto, por lo que mucho nos tenemos que éste va a ser el mandato del engaño y la demagogia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *