Ezequiel Andréu: “Sólo IU garantiza un modelo urbanístico en el que primen la vivienda pública y el respeto a nuestro entorno”

Izquierda Unida sospecha que “el programa oculto de algunos partidos contempla proyectos especulativos y de enorme impacto ambiental”

Ezequiel Andréu, candidato de Izquierda Unida a la alcaldía de Tarifa, ha declarado que “sólo la presencia de IU en el futuro Pleno municipal es garantía de un modelo urbanístico alternativo, con la vivienda pública, los equipamientos socioculturales y el respeto a nuestro patrimonio natural y paisajístico como señas de identidad”. Andréu, que recuerda que una de las primeras tareas de la nueva Corporación será la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana y que sospecha que algunos partidos han aparcado deliberadamente sus proyectos más polémicos, ha dejado claro que el discurso territorial de su formación no ha cambiado: “El PGOU debe ser un instrumento para mejorar la calidad de vida del municipio y resolver el déficit histórico de vivienda pública, equipamientos municipales y zonas verdes, no una herramienta en manos de especuladores y promotores del ladrillo”.

Tanto en los encuentros que su candidatura ha mantenido con los colectivos vecinales, como en la presentación de su programa electoral, Izquierda Unida ha subrayado las líneas rojas de su modelo territorial: a) contención urbanística, dando prioridad al desarrollo ordenado de los núcleos urbanos consolidados y poniendo coto a la dispersión de segundas residencias irregulares; b) rechazo de proyectos de naturaleza especulativa, como los complejos de viviendas vacacionales y los campos de golf, por su elevado coste ambiental y paisajístico y su nulo impacto económico; c) incrementar la dotación de vivienda pública, así como los equipamientos municipales, las zonas verdes y los espacios de recreo infantil; d) impulsar el transporte público y mejorar las comunicaciones entre Tarifa y sus zonas rurales, incentivando además en el área urbana y en el eje Los Lances-Valdevaqueros la bicicleta como medio alternativo; y e) prestar apoyo al pequeño y mediano establecimiento turístico en el entorno rural y litoral de nuestro municipio, como alternativa responsable a las urbanizaciones búnker.

En cuanto a la regularización de viviendas diseminadas en el campo que plantean algunas asociaciones vecinales, IU no rehúye el debate: “Seguimos defendiendo la legalidad y el excelente trabajo de la Oficina de Disciplina Urbanística, y rechazamos la amnistía general que irresponsablemente plantean algunos desde posiciones demagógicas. Creemos que esta situación debe abordarse caso a caso, porque son muchas las variables y, desde luego, dando prioridad a asentamientos rurales de larga tradición, evitando la generación de nuevos núcleos de población y sin que el proceso acabe constándole el dinero al contribuyente que sí ha hecho sus deberes y ha cumplido con la ley”, explica Andréu.

“Todos los partidos hablan de sostenibilidad, pero en los últimos ocho años sólo Izquierda Unida se ha opuesto con argumentos sólidos y desde la soledad del Pleno municipal  a proyectos especulativos que pretendían desfigurar nuestra costa o desnaturalizar nuestro modelo turístico. Por eso, más Izquierda Unida es garantía de sensatez en el debate urbanístico”, concluye el candidato de IU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *