IU aboga por la vivienda protegida, por el transporte público y por la contención de la especulación inmobiliaria en sus alegaciones al POT del Campo de Gibraltar

IU exige limitar los crecimientos residenciales a vivienda social y protegida en núcleos urbanos tradicionales y defiende una reorientación hacia lo hotelero sostenible del eje litoral

El Consejo Local de Izquierda Unida ha presentado alegaciones al Plan de Ordenación del Territorio del Campo de Gibraltar, en exposición pública hasta el pasado 3 de marzo. La formación de izquierdas valora positivamente la apuesta que desde el documento se hace por el transporte público, por la contención urbanística en zonas estratégicas como la ensenada de Bolonia o por la creación de equipamientos asociados al turismo activo, pero ha puesto de manifiesto contradicciones y deficiencias referidas a la conexión de Tarifa con el resto de la comarca y la provincia, al excesivo peso de la vivienda vacacional (en detrimento de la protegida) y a la sobrecarga paisajística y medioambiental del eje Valdevaqueros-La Peña-Los Lances.

Así, en materia de transporte público IU solicita a la Junta de Andalucía que Tarifa no quede excluida del tren-tranvía de la Bahía de Algeciras, además de que los estudios de viabilidad de conexión ferroviaria de altas prestaciones Cádiz-Algeciras contemplen su paso y parada de viajeros en Tarifa, siempre desde las mayores garantías medioambientales y paisajísticas y evitando la incidencia en parajes de alto valor ecológico.

Respecto al crecimiento residencial turístico, IU considera que obedece a un modelo urbanístico no sólo obsoleto, sino también responsable de la burbuja inmobiliaria y la consiguiente crisis económica. La formación de izquierdas subraya que la edificabilidad residencial que plantea el Plan, en torno al 30% del total, es excesiva y no va dirigida a atender las necesidades de primera residencia. En consecuencia IU sólo apoya en sus alegaciones el crecimiento residencial si éste va dirigido exclusivamente a atender la demanda real de primera vivienda de la población autóctona en núcleos urbanos tradicionales y consolidados como El Lentiscal o Tarifa.

De ahí que IU, que defiende un divorcio claro entre el turismo de calidad y el sector inmobiliario especulativo, plantee la eliminación de los usos residenciales turísticos en el eje litoral (Área de Oportunidad de Valdevaqueros y Área de Oportunidad de La Peña-Los Lances), apostando como alternativa por el desarrollo racional y limitado de establecimientos hoteleros en zonas limítrofes de núcleos urbanos ya consolidados. Izquierda Unida, que sólo acepta el desarrollo de hoteles en suelo no urbanizable si se ubican en edificaciones ya existentes y responden al modelo de turismo rural, entiende que el desarrollo de una red de alojamientos reglados de pequeña y mediana capacidad generará empleo, tendrá un menor impacto visual y paisajístico y pondrá coto a la vivienda vacacional ilegal.

Entre otras consideraciones finales, IU aboga por reordenar el eje Valdevaqueros-Los Lances con la creación de equipamientos e infraestructuras de apoyo a playas, al turismo deportivo y a la interpretación de la naturaleza; rechaza la posibilidad de que todo el suelo al norte de la N-340 entre Valdevaqueros y Tarifa se convierta en un continuo residencial, por su impacto negativo en los establecimientos turísticos (hoteles, restaurantes y campings) ya arraigados y en el medio ambiente; y sugiere alternar los usos residenciales (de renta libre y vivienda protegida) del Área de Oportunidad Residencial El Guijo-Albacerrado con usos turísticos, para librar de carga urbanística el eje litoral y favorecer la implantación de grandes hoteles en el núcleo urbano de Tarifa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *