IU crítica la actitud ambigua y permisiva de la Junta sobre los campos de golf y exige una regulación restrictiva inmediata

El portavoz de Obras Públicas, Ignacio García, la considera un “tremendo fracaso del Gobierno de Chaves que deja al descubierto sus vergüenzas y su complicidad con la especulación”

El portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Obras Públicas del Parlamento Andaluz, Ignacio García, ha criticado hoy la posición del Gobierno andaluz al negarse a regular los campos de golf en Andalucía a través de un decreto y ha señalado que esta posición supone “abrir las puertas a la arbitrariedad de la Junta de Andalucía en esta materia”.

El portavoz de Obras Públicas niega, tal y como ha declarado la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, que las normas existentes en materia medioambiental o deportiva supongan una regulación suficiente para los campos de golf; por el contrario, considera que la regulación actual es la que ha permitido “los desaguisados que se dan actualmente en muchos puntos de la región”.

García asegura que actualmente no existe una regulación específica de los campos de golf, por lo que entiende que “no hay nada que impida que se hagan campos de golf en cualquier sitio”, aumentando la especulación y el problema de la carestía en la vivienda, a causa del efecto tirón de las promociones asociadas a los campos de golf.

El parlamentario de Izquierda unida considera paradójico que el Gobierno andaluz intente descargar ahora sobre los planes subregionales de planeamiento o los comarcales la asignación de la localización de los campos de golf, cuando se dan casos como el Plan de la Bahía de Cádiz por ejemplo, que no especifica dónde puede ubicarse un campo de golf, sino que depende de la decisión de cada municipio. Por otro lado, el diputado señala que la Junta ha demostrado su incapacidad para desarrollar los planes comarcales, ya que éstos acumulan retrasos superiores a diez años en su elaboración; “además, la Junta en estos momentos no tiene apoyatura legal para impedir a un ayuntamiento que se empeñe en montar un campo de golf”.

García se pregunta si los parámetros establecidos en determinados campos de golf por comisiones provinciales de Urbanismo, como ha ocurrido con la de Cádiz, se aplicarán por igual en toda la provincia y en todos los ayuntamientos o dependerá de la arbitrariedad de cada delegado provincial.

La situación creada lleva al portavoz de Izquierda Unida a calificar de “gran fracaso del Gobierno de Chaves, que pone al desnudo sus vergüenzas y su complicidad con la especulación urbanística, además de poner de manifiesto la debilidad del tejido económico andaluz, que se apoya casi exclusivamente en los pies de barro del turismo y la actividad constructora”.

Izquierda Unida anuncia que presentará una Proposición No de Ley instando al Gobierno andaluz a la elaboración del decreto regulador de los campos de golf y para forzar a todos los grupos políticos a adoptar un determinado posicionamiento. García se pregunta finalmente si esta renuncia repentina de la Junta tendrá algo que ver con la candidatura del consejero de Turismo, Paulino Planta a la Alcaldía de Marbella.

La formación política mantiene como puntos principales para la aprobación de la instalación de un campo de golf que éste no vaya asociado a promociones urbanísticas, que no afecte a la masa forestal o a intereses paisajísticos, que se use agua reciclada para el riego de las instalaciones y que dicha oferta turístico-deportiva no esté ya contemplada en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *