Izquierda Unida rechaza frontalmente el proyecto de Autovía A-48 y propone a Fomento alternativas de inversión en la Comarca

La federación de izquierda alerta de los costes medioambientales y de los procesos especulativos que puede fomentar el proyecto de la A-48

Las asambleas locales de IU en Tarifa y Algeciras, representadas por Inmaculada Nieto y Javier Mohedano respectivamente, han registrado un documento de alegaciones al Estudio Informativo y a las conclusiones del Estudio de Impacto Ambiental de la Autovía A-48 Vejer-Tarifa-Algeciras que desembocan en el rechazo frontal de la citada infraestructura, sea cual sea su trazado, por considerarla lesiva para los intereses de la ciudadanía e ineficaz por no dar respuesta a los problemas de comunicabilidad de los municipios afectados. Izquierda Unida llega a tales conclusiones partiendo de cuatro premisas (irregularidades del EIA, carácter obsoleto de los estudios de tráfico, insuficiencia del análisis medioambiental y vulneración del modelo de turismo sostenible de Tarifa) que estructuran su propuesta de alegaciones.

En primer lugar, la federación de izquierda considera que el proyecto de la A-48 adolece de graves y palpables irregularidades dado que el Estudio de Impacto Ambiental vulnera un principio básico: el deber de incluir un estudio de las alternativas existentes y viables sobre las condiciones del proyecto inicialmente previstas, así como del estudio de identificación, valoración y comparación de los impactos ambientales de aquellas alternativas. Así, Izquierda Unida cree que el actual Estudio Informativo no contempla alternativas solventes al trazado propuesto, incluida la de no ejecución del proyecto, por lo que, además de pecar de prepotencia y rigidez, incumple normativas españolas y europeas que exigen que se agoten todas las posibilidades, máxime cuando varios espacios protegidos de gran valor pueden ser afectados.

En segundo lugar, IU pone de manifiesto que el Estudio Informativo parte de un análisis obsoleto e irreal de los niveles de tráfico de la actual N-340, ya que emplea datos del año 2002, anteriores a la apertura de la A-381 Jerez-Los Barrios, que no recogen la progresiva captación de tráfico de medio y largo recorrido por parte de la A-381, sobre todo en lo que se refiere al tráfico pesado. En tercer lugar, la federación de izquierdas considera que el Estudio de Impacto Ambiental, pilar básico del proyecto, adolece de abstracción y falta de concreción, pasando por alto aspectos medioambientales de vital importancia. Entre otros aspectos, IU señala la escasa atención que se presta a la contaminación acústica y atmosférica de la A-48 sobre zonas pobladas; la ausencia de análisis serio de impactos sobre ecosistemas como la zona húmeda de la Janda; las escasas, por no decir nulas referencias a especies vegetales endémicas que pueden verse amenazadas; la no consideración de pastizales y cultivos de herbáceos como ecosistemas de enorme valor para la fauna de la zona; la falta de una reflexión de rigor sobre la migración de aves; la incidencia del proyecto en el paisaje (ahora que la proliferación de los parques eólicos ha puesto sobre la mesa el derecho de los ciudadanos a la integridad paisajística); o la carencia de propuestas ante fenómenos como el atropello de animales, la fragmentación de los hábitats o el efecto barrera de la Autovía. En conclusión, Izquierda Unida opina que el Estudio de Impacto Ambiental vulnera principios básicos de la Directiva Hábitats y de la Red Natura 2000 de Espacios Naturales en tanto que no evalúa correctamente los impactos de la A-48 sobre el medio ambiente, presenta unas muy deficientes medidas compensatorias, no justifica de forma razonada la necesidad imperiosa de realización del proyecto y no tiene en cuenta la idiosincrasia de un municipio como Tarifa, que alberga en su seno dos espacios naturales de prestigio como el Parque Natural del Estrecho y el de los Alcornocales, que no sólo garantizan calidad de vida a sus habitantes sino que constituyen un indudable atractivo turístico y motor de desarrollo económico que podría quedar degradado con la A-48.

En cuarto y último lugar, Izquierda Unida considera que el proyecto de la A-48 vulnera los acuerdos democráticos de la ciudadanía de Tarifa, representada por su Pleno Municipal, que en abril del presente año aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos un Plan Estratégico de Desarrollo Turístico (2006-2015), cuyos principios ideológicos y de estrategia chocan claramente con las pretensiones del Ministerio de Fomento. En este sentido, Javier Mohedano Ruano, Coordinador Comarcal de IU, Concejal Delegado de Turismo y promotor e inspirador del Plan Estratégico recuerda que dicho documento “apuesta por un turismo sostenible, ajeno al ladrillo y a la especulación urbanística, que aboga por lo hotelero frente a lo residencial, por el turismo de servicios y de calidad frente a las grandes infraestructuras y la masificación del veraneo, que opta por la preservación del paisaje como atractivo turístico frente a la pérdida de identidad y calidad de vida que acarrean las grandes urbanizaciones de lujo que lamentablemente proliferan en la Costa del Sol.” Así, Javier Mohedano considera que el proyecto de la A-48 no sólo no resuelve los colapsos de tráfico que se producen de forma puntual durante el verano, sino que se van a ver aumentados precisamente allí donde no llega la Autovía, en los accesos a playas y núcleos urbanos: “El ejemplo lo tenemos en la cercana Costa del Sol, donde el refuerzo de la red de autovías y autopistas no ha hecho sino generar un efecto llamada que ha incrementado espectacularmente la densidad del tráfico”. Pronostica además el responsable comarcal de IU que la A-48 va a acrecentar los procesos de especulación urbanística en Tarifa y de encarecimiento del suelo residencial, abriendo aun más la tangible brecha entre residentes permanentes y turistas residenciales. “Este modelo de transporte nos conduce inexorablemente a un municipio fragmentado y desigual y beneficia a los promotores inmobiliarios y al turista ‘langosta’ asociado a la segunda residencia. Que no nos digan que piensan en el beneficio de los tarifeños porque no es cierto”, concluye Mohedano.

Concluye Izquierda Unida solicitando del Ministerio de Fomento que descarte la A-48 y emplee la inversión para, entre otras cosas, dotar de recursos al Consorcio Mancomunado de Transporte Público, desarrollar líneas ferroviarias de cercanías en la Comarca, poner en marcha una Estación Intermodal en Algeciras y una Estación de Autobuses en Tarifa, reforzar y mejorar el trazado de la actual N-340 con un tercer carril reversible y con la modificación de los trazados que entrañan más riesgos para los conductores y, en definitiva, ampliar los servicios de transporte público, con especial atención a la conexión de los diferentes núcleos rurales y pedanías, así como a la puesta en marcha de servicios de transportes en épocas vacacionales de alta concentración de visitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *